Plantas medicinales

Antes de que existiera la medicina farmacéutica que conocemos hoy en día, nuestros ancestros hacían uso de las plantas como método curativo.

Cada región tiene distintos tipos de plantas, sin embargo muchas se hicieron muy famosas por sus propiedades y las personas optaron por tenerlas a la mano, cerca de su jardín o su cocina.

No es necesario contar con un jardín grande, puedes tener algunas plantas en una jardinera o en macetas.

  1. 1. Aloe Vera

También conocida como Sábila, es rica en vitamina A, C, E y B1, B2, B3, B6 y B12; y también en ácido fólico y minerales, entre otros.

Es muy útil para aplicar sobre heridas, picaduras de insectos o quemaduras. Ayuda a la cicatrización, es humectante y antiinflamatorio, esto puede servir para el acné y los cuidados de la piel y también si sufres de algún esguince, torcedura o golpe.

Facilita la digestión, ya que es depurativa y actúa como un reconstructor de la flora intestinal. Si sufres de gastritis puedes hacer pequeñas cápsulas con la gelatina interna de sus hojas y congelarlas para que sea más fácil su consumo.

Cuidados de la planta:

Se planta en macetas con buen drenaje, no necesita un cuidado excesivo.

2. Romero

Esta planta que proviene del sur de Europa y del norte de Africa es esencial en la cocina de todos.

Sirve para combatir las infecciones estomacales, del hígado, pulmón, riñones, corazón o para aliviar el dolor de cabeza. Se toma por medio de una infusión, y para hacerla hay que agregar una cucharada de hojas de romero en una taza de agua hervida, lo dejas reposar durante 10 minutos y para terminar pasas todo por un colador. Puedes agregarle el endulzante de tu preferencia.

Si se ingiere directamente, es un alivio para los cólicos menstruales, falta de apetito, elimina el colesterol y optimiza la función cerebral.

Para hacer un aceite de romero coloca ramitas de romero bien lavadas en un frasco y luego añade el aceite de oliva hasta que cubra todo el romero, tapa el frasco y déjalo durante un mes en un lugar donde no entre nada de luz. Haz uso del aceite para combatir casos de ansiedad, estrés, problemas respiratorios y dolores musculares.

No consumir durante el embarazo o lactancia y evitar su exceso.

Cuidados de la planta:

No requiere de muchos cuidados, su riego debe ser escaso.

3. Hierbabuena

Es una planta aromática que se adapta muy bien a diversos climas y tan solo necesita luz y mucha humedad.

Es buena para casos de diarrea y cólicos estomacales. Elimina los gases en el tubo digestivo, tiene un suave sedante que ayuda a dolores menstruales excesivos y dificultades para dormir.

La hierbabuena también sirve para los resfriados, disminuyendo la mucosidad en el cuerpo y aliviando la irritación en la garganta. También es buena para el mal aliento.

Es deliciosa y refrescante si se agrega a la limonada. También se puede tomar en infusión.

Para hacer un aceite esencial solo hay que seguir estos sencillos pasos:

  • – Cortar hojas de hierbabuena y lavarlas muy bien, asegurarse de que las hojas seleccionadas sean sin imperfecciones y de preferencia hacer esto por la mañana antes de que los rayos del sol influyan en la planta. 
  • – Después de secarlas, introducirlas en una bolsa de plástico para alimentos con cierre hermético.
  • Con un rodillo o un palo golpearlas suavemente hasta que suelte aceite natural.
  • – Introducir todo el contenido de la bolsa de plástico en un frasco de cristal con aceite de oliva, de uva o almendra. Sellarlo, agitarlo para que se distribuya la hierbabuena y dejarlo reposar durante 24 horas.
  • – Pasando las 24 horas hay que colar el aceite para deshacerse de los restos de la planta. Repetir este proceso durante 3 a 5 días hasta llegar al espesor que se desea. 
  • – Pasar el aceite a un contenedor oscuro y dejarse reposar en la oscuridad. A partir de este momento ya se puede utilizar cuando se desee. Puede ingerirse diluido en agua caliente para aliviar el malestar estomacal o colocarse en zonas afectadas por alguna picadura o dolor de cabeza.

Cuidados de la planta:

Requiere de abundante luz solar y agua, sin llegar a ahogar la planta, lo recomendado es regarla constantemente.

4. Sanseviera trifasciata

También conocida como Lengua de Suegra, proveniente de África, se usa sobre todo como planta de interior, aunque también se puede tener afuera, siempre y cuando se resguarde de las bajas temperaturas.

Si se ingiere cura la hinchazón del hígado.

Esta planta de fácil mantenimiento es una de las plantas con más poder de purificación de aire.

Cuidados de la planta:

Su cultivo es muy fácil, requiere ambiente seco aunque tolera la humedad. Procura evitar el exceso de riego.

5. Sen

Es un arbusto cuyas hojas son famosas por ser laxantes. Se usa para el estreñimiento y limpiar el intestino. Como cualquier laxante, no es recomendable hacer uso excesivo de este, ya que el uso prolongado puede provocar que el intestino deje de funcionar normalmente.

Se puede usar durante el embarazo, siempre y cuando no sea en dosis muy altas. Niños mayores a 2 años pueden tomarla. Esta aprobada por la FDA como medicamento a la venta sin receta.

La mejor manera de ingerirla es en infusión.

¿Qué te parece? ¿Te fue de utilidad este artículo? Comparte tu opinión en la sección de comentarios.

Cloralex

Cloralex es una marca mexicana que desde hace más de 60 años ofrece soluciones

eficientes e innovadoras de limpieza y desinfección en todo tu hogar.

Aún no hay comentarios

Deja tu comentario

Leave a Reply

BACK TO TOP