Cómo funciona un capsule wardrobe

Cuando entramos a nuestro guardarropa, automáticamente queremos ver opciones, entre más tengamos de dónde escoger es mejor. ¿O no?

El vernos bien se traduce en sentirnos bien, listas y seguras para enfrentar cualquier situación que se presente, ya sea una junta de trabajo, una reunión con las amigas, una boda o un evento escolar. Esto algunas veces nos quita la paz, no sabemos cómo vestirnos o pensamos que no tenemos suficiente en nuestro armario;  lo cierto es que eso es solo una ilusión.

Hay que reconocer algo importante: el tener un sinfín de prendas y opciones para vestir no se traduce a tener un guardarropa eficiente. Hoy te queremos compartir un concepto que esperamos te sea de gran utilidad, te será mucho más sencillo armar tus atuendos y visualizar lo que tengas en tu armario: el capsule wardrobe.

El concepto detrás de este término se refiere a un clóset personalizado, bien pensado y armado de manera minimalista y funcional. No te asustes, esto puede sonar un tanto cuadrado y limitante, pero verás que una vez que lo pruebes, te sentirás libre, contenta y creativa.

Primero que nada, es necesario tocar base en algunos puntos (aunque duela aceptarlo):

  • – Identifiquemos si nuestras compras son de impulso y de ser así, evitemos esta práctica. Las compras por impulso no traen nada bueno, es mejor comprar a conciencia cosas útiles que agreguen valor.
  • – Es bueno que empecemos a ver nuestro armario como un todo, no como un almacén lleno de piezas individuales sin sentido entre sí.  
  • – Una cosa es cierta, puedes sobrevivir con menos de lo que piensas. Es algo fuerte aceptarlo, pero si reflexionas en serio, te darás cuenta de que es una realidad.
  • – Procura buscar calidad sobre cantidad. Es mucho mejor tener menos piezas en tu armario que sean duraderas, a tener un montón de esas prendas que duran dos puestas o que pasan de moda en un mes.

Recuerda que muchas veces, menos es más. Tener un montón de cosas que no utilizas solo hace desorden y bulto innecesario, disfrutarás mucho más entrar a un armario limpio con cosas que verdaderamente utilizas.

Ahora te compartiremos una serie de consejos para que logres depurar tu clóset y puedas mantenerlo limpio y funcional.

El primer paso es sacar lo que sabes que nunca más usarás.

Esa blusa que lleva meses ahí, ya sea porque que te pica la tela, porque te queda rara y no se acomoda a tu cuerpo o de plano ya no te gusta tanto… ¡sácala! Vamos, sé valiente y déjala ir. No hace más que estorbar y evitar que tengas una mejor visión de lo que sí puedes usar.

Repite este ejercicio con todo lo que tengas, piensa si verdaderamente lo usarás en algún momento o si es mejor que pase a otras manos que le sacarán más provecho.

Visualiza y ordena las cosas que sí sirven.

Todas esas cosas que te encantan y que puedes usar una y otra vez, son las que tienen mayor valor. Ordénalas, coloca los pantalones en un área, los shorts en otra, las blusas y los vestidos por separado. Clasifica las prendas y los zapatos por tipo y esto te dará mayor claridad a la hora de entrar y buscar qué ponerte.

Añade mejores piezas a tu colección siguiendo las 3 reglas de 3.

Cuando vayas a comprar algo nuevo, hazlo a conciencia como dijimos anteriormente, estas reglas pueden servirte como filtro para decidir si es una buena compra o no.

  • – Pregúntate a ti misma si esa pieza funciona al menos para 3 situaciones en las que te vistes -trabajo, diario y eventos, por ejemplo-.
  • – ¿Puedes crear al menos 3 looks diferentes combinando esa pieza con otras que ya tienes en tu closet?
  • – Procura tener 3 de cada prenda/zapato: 1 básico – 1 llamativo –  1 intermedio.*

*Te explicamos más a fondo aquí:

Por ejemplo, si en total tuvieras 9 pares de zapatos, la regla aplicaría en que tengas 3 flats, 3 tacones y 3 botas. Para cada set, incluirías uno básico, uno divertido/llamativo y uno que caiga entre estas dos categorías, “el comodín”.

Finalmente, si tuvieras 15 opciones de tops podrías balancearlo algo así: 3 suéters, 3 playeras, 3 blusas de botón, 3 tank tops y 3 sacos. Otra vez, de cada cosa tendrías una opción básica, una llamativa y una intermedia.

Otro punto clave son los accesorios, una misma blusa puede cambiar mucho dependiendo del collar que le agregues, o una mascada, un sombrero, etcétera. Existen un sinfín de combinaciones que puedes hacer. No te limites y atrévete a experimentar.

No hay una fórmula exacta ni un número “adecuado” de cosas para tener, el punto es que sepas balancear la manera en la que organizas y compras tu ropa para que tengas un arsenal de opciones que verdaderamente te sea útil. Prueba poco a poco con estas reglas y verás lo feliz y creativa que te sentirás a medida de que vayas aprendiendo a armar tus diferentes atuendos con las cosas que ya tengas en tu armario.

¡Atrévete a intentarlo! Es buen momento para hacer un capsule wardrobe; no olvides platicarnos cómo te fue en la sección de comentarios.

Cloralex

Cloralex es una marca mexicana que desde hace más de 60 años ofrece soluciones

eficientes e innovadoras de limpieza y desinfección en todo tu hogar.

Aún no hay comentarios

Deja tu comentario

Leave a Reply

BACK TO TOP